Ruta actual: Inicio Noticias Inclusión y modernidad, notas de los colegios públicos actuales

Inclusión y modernidad, notas de los colegios públicos actuales

Inclusión y modernidad, notas de los colegios públicos actuales

 
 
 
Esta semana volvieron a clases 459.000 alumnos de colegios de Medellín: se han matriculado 385.000 para los 209 públicos, que comprenden 432 sedes, y 74.000 para los 436 privados.
 
Además, la ciudad empezó el año estrenando colegios: el pasado lunes el alcalde, Aníbal Gaviria, inauguró en La Iguaná la sede de primaria de la Institución Educativa Marco Fidel Suárez; el jueves le tocó el turno a la segunda etapa de la I.E. Juan XXIII, de San Javier. Y este martes será inaugurada la segunda etapa de la sección Reino de Bélgica de la I.E. La Avanzada, del barrio María Cano Carambolas, Manrique.
Inclusión y modernidad, notas de los colegios públicos actuales
 
 
Estas sedes están dentro de las últimas 17 entregadas por la Alcaldía. Y, como las otras siete que arrancará de cero la actual administración, cumplen totalmente la Norma Técnica Colombiana 4595, de planeación y diseño de instalaciones y ambientes escolares.
 
Son colegios modernos que, en infraestructura y dotación, no están lejos de los privados. Tienen suficientes docentes y amplios espacios para el aprendizaje de niños y jóvenes y la integración de toda la comunidad. Cuentan con rampas para el acceso de estudiantes con discapacidad, son aireados, iluminados, con restaurante, zonas recreativas, computadores e internet.
 
Entre ellos está la I.E. Aures, de Robledo, uno de los colegios más tecnológicos del país. Allí, al final de esta semana, Lucelly Buitrago buscaba cupo para su hijo Juan Camilo en el grado quinto.
 
Ella estudió hasta séptimo en otro colegio de Robledo. Fue hace 13 años y, según contó, no había computadores, era estrecho y con tableros para tiza.
 
De ahí el deseo de que su niño se sume a los 1.800 alumnos de la I.E. Aures que, entre otras, cuenta con 41 docentes y 3 directivos, 5.037 metros cuadrados de área construida, 1.981 de zonas recreativas y deportivas, 130 computadores y espera otros 30 portátiles en 2013, conexión a internet por fibra óptica y wifi.
 
Hay laboratorio de comunicación con 5 cámaras fotográficas, 10 grabadoras de periodista, 2 filmadoras y 3 micrófonos; baños adaptados a la altura promedio de los estudiantes y uno para discapacitados en cada piso, y en el restaurante ofrece 320 almuerzos y 600 refrigerios. En cada aula hay 1 tablero digital, 1 acrílico, 1 de tiza, 1 computador portátil, 1 de escritorio y 1 video beam. 
 
La estructura, como la mayoría de los 24 construidos y proyectados en los últimos años, fue ejecutada por la Empresa de Desarrollo Urbano (EDÚ), tras una inversión de 9.050 millones de pesos por parte de la Alcaldía. Fue inaugurada el 19 de agosto de 2011.
 
La rectora, Patricia Salazar, explicó que el fin de la tecnología es facilitar el aprendizaje y dinamizar las clases.
 
Flor Mejía tiene 2 sobrinos y 2 hijos en este colegio y opinó que es grande, cómodo y seguro. Sebastián Arboleda, alumno de tercero, dijo que a la institución solo le hace falta una piscina. Mientras que Adriana Bran, profesora de preescolar, anotó que falta un auditorio.
 
La secretaria de Educación, Luz Elena Gaviria, afirmó que la Alcaldía intervendrá más de 200 sedes educativas. Entre los trabajos, 12 ampliaciones. Para infraestructura, su despacho cuenta con 150.000 millones de pesos en el cuatrienio.
 
Destacó que hoy, entre el 70 y el 80% de los colegios está del nivel medio hacia arriba en pruebas de Estado. Los demás, en bajo. El objetivo con estas inversiones es subirlos.
 
Aclaró que no solo es importante la infraestructura, sino que se debe "trabajar más en un proceso de pertinencia y calidad en la educación".

 

 

 

 

Síguenos en

Facebook  Twitter  

Boletines Informativos